Un vaivén que caza, toma y devora




Levantando el brazo en el cauce
del pecho, escondiéndome
en los grises de tú pelo, el corazón
entre el silencio gime suave
sofocando el amor que aún te guardo.

Y si lo que fue en la constancia
de mi mente, una locura de esencias
estremecieron los rincones, la pasión
del prófugo y deshuesado dorado,
difuminándose va entre las brumas
de mis ojos.

El deseo que de amar la coexistencia,
aspiraba en el seno, amaneciendo
diluvios, alimentándose mientras el invierno
azotaba el querer ser parte de un cuento.

Di mi memoria a la eternidad
a ese ayer del pensamiento
de encontrar tu risa en mi camino
y volar hasta el alma mía, como mi ser
eterno de caricias.

Y espere, como Penélope a su guerrero,
su amado hermoso, soñándole
en las sombras, desnudo a los ojos,
ese roce de sabanas en el ansia de llorar,
la impaciencia mientras raya el alba
y los fantasmas apurando el dolor del amor,
la danza lívida excitando los limites
que liberándome inquietaban los instantes
pérfidos que de la muerte pude guardar,
devorando en la locura instantes fugaces,
tan necesarios en las pausas, donde las manos
tomaban intensas las últimas horas,
ese olor en la oscuridad, la sombra sofocante
que me seguía adueñándose, me exaltaba
en el recuerdo de amarnos y pulí, a mi imagen
y semejanza, las revestidas secuencias
de la carne que detuvo el tiempo
convirtiéndome una madrugada fría,
pudiendo alcanzar los maduros
labios, que como vidrios sustituían
los ángulos donde el parpado descendía
en un vaivén de susurros, un juego
angustioso dejando la voz muerta,
porque deje el cuerpo en las orillas
de tus ojos…




Misk

(dedicada js)

5 comentarios:

Luis de Burg dijo...

"... alimentándose mientras el invierno azotaba el querer ser parte de un cuento..." esta línea me trasladó a paisajes subreales de videosclip que observo cuando no tengo nada que hacer, siniestros como cuentos que dan calma a mi angustiada mente que busca desesperadamente un lugar especial donde refugiar su podrida y corroída alma, mientras que la música me empuja a desear ser parte de aquellas fantasías que me calman...

Misk dijo...

Hubo una vez, mi querido Luís, que tenía un lugar especial para mi, así lo quisieron los dioses, pero un día se me ocurrio compartirlo, con alguién que me parecio especial, y como todos los lugares fantasticos, se hizo eco en el mundo, cual fue el desenlace final, que se abarroto de gentio, siendo imposible en el hueco de mi alma encontrar la paz, con lo cual decidi salir de alli para no volver, ese lugar era el lado oculto de la luna, después de mucho buscar, encontre otro... de similares recorridos, que no te dire, pero en mis poemas suele andar escondido... besos, mi demonic!

Luis de Burg dijo...

se dice que uno puede estar ahogado en soledad a pesar de estar rodeado de toda una multitud, que la soledad es un lugar que está ubicado muy dentro del alma al lado del corazón, que no es compartida, que tampoco la puedes regalar, que es únicamente nuestra porque nació con nosotros, y nos acompañará quizás despues de muertos una eternidad, es allí donde reside mi vida, puedo estar rodeado de tanta gente pero en el fondo sigo estando solo, nadie puede entrar, con nadie la puedo compartir, a veces saco la cabeza para preguntar o contestar, y muchas otras el cuerpo entero para gozar de los placeres de la carne y el morbo, pero luego me vuelvo a refugiar, puedo amar, he amado a mucha gente, pero que en el fondo no entiende que no puedo ser diferente, quizás en el futuro alguien pueda entrar, existe alguna esperanza? de que alguien pinte mi cámara oscura de un color pastel? muchas veces sueño que así sea, pero es sólo un sueño, y los sueños nunca se vuelven realidad...

Misk dijo...

Bueno Luís hay muchas clases de soledad, efectivamente a la que tú te refieres es creada sin ser solicitada, incluso la muy malvada tiende a crecer, pero todo depende de lo inteligente que pueda ser uno, destruirla no se puede, pero engañarla... uy, eso si, que si, mi querido amigo, ah, siempre vuelve, ya sabes los síntomas suelen ser la tristeza y la melancolía, quizás los recuerdos mal adheridos o yo que se, en fin... de cualquier forma se la puede transformar, debe ser que cuanto mayores somos mas jodidos estamos! y más placeres buscamos, será que estamos más vivos de lo que creíamos?

besos demonic

Duna dijo...

En la respuesta que has dado a Luis, está también mi clave.
Gracias. Besos.

Publicar un comentario

Puedes dejarme un mensaje o no, depende de ti, de la ilusión, de las ganas, de la rabia que te de, del amor, de la tristeza, o simplemente pasar como un ser invisible,

Misk: buscador de Bloggers

plugin

Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual
Safe Creative #1008237114728