No he aprendido nada de la tranquila mañana…

.
.
Me come la rabia de este infinito ardor,
que se deja caer en la misma posesión
de que yo no acepto la locura en que la noche
despierta, me mira bajo el pecho que se abre.
Las articulaciones se inclinan adornándose
en una obra maestra y siento dolor punzante
en la vena que sustenta todos los tiempos,
amoratando al aficionado corazón.
No he aprendido nada de la tranquila mañana,
que me traía su rocío hasta mis ojos,
haciéndolos fantasmas del recuerdo
engañaba al transparente cielo.
Mirándote, el influjo de la sátira
me rompe por dentro, no soy capaz
de levantar ahora un imperio e invoco
a los dioses que me lleven lejos,
que mi grito se conserve silencioso.
Y aunque esta tentación irresistible
e infeliz me desate por dentro
la más terrible de las batallas,
en la envidia, evoco al deseo de tú encuentro
con las estrellas.
Me suspendo en los apurados momentos,
que de verte nazco y en la urgencia
del quebranto te recorro amante
hasta los confines en que guardas aún
aquella noche en que provocamos
el temor de una duda.
Mientras este círculo apañado con los dedos
se extingue en el sueño eterno
bajo el sauce que se sostiene áureo
en el crepitar del frio.



Misk 
.
.

4 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Una preciosidad de poema, Misk, sobretodo cuando terminas en ese sueño eterno. Enhorabuena. Saludos!

Misk dijo...

Del interior de una persona brota la palabra, de alguna imagen o quizás algún que otro sonido callado... gracias Marcos por estar y por pensar en mi sobre el Poemario de Somalía, me hizo mucha ilusión.

Un abrazo!

Luis de Burg dijo...

yo tampoco he aprendido nada de la tranquila mañana, aunque para muchos todas las mañanas son iguales, para mí cada mañana es distinta, más cruel, más apagada, más gris, más vacía, si le preguntas a mi corazón no te dirá nada, y si observaras mi mente te darás cuenta que siempre está en blanco, sólo deseo verla de vez en cuando, quizás por la calle paseando observarla fingiendo no estar mirando, que vida tan tonta me ha tocado vivir, sólo me queda seguir esperando....

tus letras hablan desde dentro de mis huesos, quizás el único lugar donde no he buscado mi alma, gracias, me habeis dado una nueva ventana por donde observarme...

Misk dijo...

Así son todas las ventanas Luís, transparentes y tan jodidamente humillantes.
De nada... ya nos iremos leyendo...

Publicar un comentario

Puedes dejarme un mensaje o no, depende de ti, de la ilusión, de las ganas, de la rabia que te de, del amor, de la tristeza, o simplemente pasar como un ser invisible,

Misk: buscador de Bloggers

plugin

Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual
Safe Creative #1008237114728