Ni se detiene

.
.

Cae de cabeza mientras sus manos
huérfanas van perdiendo el aire
como instrumento de sus pulmones,
todo negro, el reposo se rompe
dentro como un abismo sin retorno.
Y yo me ahogo aplastándose aún más
el asma que va como un torbellino
entre los hermosos órganos
que se abren en flor, bajo el sol
rojo de este atardecer.
Y si de esos besos la asfixia vuelve,
yo en la mas absoluta tristeza
contemplare de nuevo tus ojos,
en los que pienso sin pensar
como el aroma del valle en que vivo.



Misk
.
.

3 comentarios:

Duna dijo...

Me ha encantado tu escrito. Me quedo siguiéndote.
Un beso

Misk dijo...

Gracias Duna, nos seguimos, un abrazo

Roberto dijo...

me arrastra tu torbellino...

Publicar un comentario

Puedes dejarme un mensaje o no, depende de ti, de la ilusión, de las ganas, de la rabia que te de, del amor, de la tristeza, o simplemente pasar como un ser invisible,

Misk: buscador de Bloggers

plugin

Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual
Safe Creative #1008237114728