Periplo

.
.


Agarre el flanco de aquellas mil noches,
como un loco recorrí la estancia, en pos
de una verdad, casi mentía a la noche
despertando dramáticamente en aquellas
artificiales sustancias, varias veces
toque la tierra, fría, salvaje y convenció
a mis sentidos al verso,
a la fragua de los extremos, esas ideas
del pulso, que en la propia ansiedad
alucinaron, rompiendo el habito
de la inocencia, a menudo herida,
colapsando la obscenidad, el amor puro,
esa moral soldada y tan diferente de mi,
fue entonces cuando caí en la cuenta,
tan apenas el tiempo quedo atrás,
cuando mire y vencí a la herida,
como una ortiga clavada en el pecho,
dolía, tanto, esta naturaleza efímera,
que vestí de negro el alma, como exterior
de la adherencia al corazón...
Continúe profundizando aún más, convertí
los movimientos en invisibles verdades,
luche cuando la luna en su más viril instinto,
de las eróticas estaciones armaron de nuevo
este cuerpo, encendiendo la llama que levanto
en vuelo, el aspecto de mi rostro,
sin sentir ya, los escalofríos de aquellas
primeras sensaciones, tense los músculos,
y tan cerca estuve de ti... que deslice
mis dedos sobre la piel conteniendo
la sangre, forme un arcoíris de ecos,
tan compasivos, que solo pude dar un paso atrás,
y diluirme en la noche... una noche más...
.

.
Misk
.
.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejarme un mensaje o no, depende de ti, de la ilusión, de las ganas, de la rabia que te de, del amor, de la tristeza, o simplemente pasar como un ser invisible,

Misk: buscador de Bloggers

plugin

Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual
Safe Creative #1008237114728