Te quedas lejos…

.
.
Cuando camino de aquí al trabajo
bajando la ladera de un sin fin de bosques
te me apareces como la nieve al derretirse
en el bostezo de una rosa,
y así ando en la apariencia de una sonrisa,
a veces, me paro, observo, la guía,
y el roce de las hojas, verdes, destellantes
se revuelve en el envés de un beso
que un día cotidiano pudiera existir.


Cuando vuelvo, de allí a casa
subiendo en la increíble existencia,
los plumajes del romero, diminutos,
vuelan violetas hacia mis ojos
y arden, quizás los senderos de la vida,
a veces, siento, el latir, cual diminuta
sombra que en voz de canto, gana los abrazos
que en una noche enloquecida en mi sien,
enamorado, murió, solo, en mi corazón...

Misk
.
.

2 comentarios:

Roberto dijo...

por ese sendero llegarás a sitios que jamás habrás imaginado...

me transportaste al medio de una pradera luminosa, gracias

Misk dijo...

Así es Roberto, nunca imagine llenarme de tanta imagen hermosa, como un todo me siento conectandome como celula a una naturaleza viva.

Un saludo

Publicar un comentario

Puedes dejarme un mensaje o no, depende de ti, de la ilusión, de las ganas, de la rabia que te de, del amor, de la tristeza, o simplemente pasar como un ser invisible,

Misk: buscador de Bloggers

plugin

Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual
Safe Creative #1008237114728