Ese instante difuso



Esa parte interna tan inmaculada
fugaz y radiante como el destino
vuela libre empujada por el viento,
así llega feliz y tan esquiva…
Se propaga intensamente, difuminándose
en la carne, una luz de vida, calla
silenciosa, mientras invade y eleva
desde la oscuridad el alma mía…
Ya la temperatura amanece temprana
en cantidades esqueléticas que forman
estalactitas, prismas de mas de mil colores,
acá, dentro mismo, donde anda el corazón
de antología bella…
Cuelga tornándose en el temor de la hembra,
ficción regalada del mutismo del macho,
que entre ambos calumnian la tan ilusionada
postura, ese instante anhelante, difuso
y tan divino, que llega sentido
a hurtadillas y de rodillas, pues mi boca
juega uniéndose pervertida, mientras
desflora la espuma tranquila…
Y sin temor ya, palpable el fulgor divino
a los ojos va llegando, febril del desierto
allá en los limites donde la debilidad
aguarda fresca, dilatándose inocente
y sumergiéndose a la deriva de la noche
que en el pudor obsceno, oye el susurro
del amante… mientras muerde con alevosía
los trozos de carne que recubren
el músculo de la energía,
cáliz denso que se agarra a la vida.

.
.
.
.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejarme un mensaje o no, depende de ti, de la ilusión, de las ganas, de la rabia que te de, del amor, de la tristeza, o simplemente pasar como un ser invisible,

Misk: buscador de Bloggers

plugin

Todos los derechos reservados en el Registro de la Propiedad Intelectual
Safe Creative #1008237114728